Los movimientos políticos del fin del verano han zarandeado lo suficiente al Gobierno de Susana Díaz como para que la presidenta retome el curso con un anuncio inminente de adelanto electoral.

Con este número comenzamos también un nuevo ciclo. Una renovación en muchos aspectos de nuestro hacer diario y mensual, también de nuestra vida llevando a efecto, una especie de “reseteo” de nuestra conciencia y voluntades.