Se define como “política” aquella acción o acciones que el ser humano realiza en beneficio de la sociedad. Ya lo dijo Aristóteles allá por el siglo V antes de Cristo en su obra titulada Política, en la cual reconocía esta noble tarea como “una acción de gobierno que tiene como final la consecución de objetivos de un determinado grupo”.

Será de agradecer a todos que la pirotecnia electoral, los eslóganes y el juego sucio queden en un segundo plano y que el protagonismo sea para las propuestas que transformen el municipio y que asuman, sin complejos, colocarlo donde se merece.

Los movimientos políticos del fin del verano han zarandeado lo suficiente al Gobierno de Susana Díaz como para que la presidenta retome el curso con un anuncio inminente de adelanto electoral.

Con este número comenzamos también un nuevo ciclo. Una renovación en muchos aspectos de nuestro hacer diario y mensual, también de nuestra vida llevando a efecto, una especie de “reseteo” de nuestra conciencia y voluntades.