El PSOE de Manilva propone la reducción del tipo impositivo del IBI

|

Captura de pantalla 2018 09 11 a las 17.28.22



Manilva.- El portavoz del grupo municipal socialista de Manilva, Diego José Jiménez, ha presentado por registro entrada en el Ayuntamiento una moción por la que solicita modificar la Ordenanza Fiscal en vigor, en el que hacereferencia al tipo aplicable, considerando la idoneidad de reducir el
tipo impositivo del 0,6377 al 0,6.

Desde el PSOE local se lamenta que “la última bajada de tipo impositivo que acordó el pleno, con el voto favorable del PSOE, no ha tenido un efecto perceptible en los bolsillos de nuestros vecinos, ya que no suponía merma en los ingresos, como así constaba en el informe del Interventor donde se ponía de manifiesto que la cuota líquida para 2018 aumentaba con respecto al 2017 en 2.374,62 euros”.

La evolución de los presupuestos municipales, en opinión de Jiménez, “ha tenido una línea ascendente tanto en los capítulos de ingresos como en los capítulos de gastos, pero la falta de gestión política hace que estemos estancados y en el furgón de cola de nuestra comarca”.

Por ello, para el PSOE “es imprescindible que la ineficacia y falta de gestión del gobierno no siga siendo soportada por los bolsillos de los ciudadanos, y es hora de tomar medidas concretas para aliviar la presión fiscal de una manera real, y realista, que no ponga en peligro las obligaciones del Ayuntamiento”.

Jiménez asegura que “los vecinos de Manilva están siendo testigos de la nefasta gestión que se está llevando en el Ayuntamiento por parte del actual equipo de gobierno, que trabaja poco y mal, y lo hace de
una forma descoordinada, en el que cada concejal reina en su delegación, y confunden gastar con gestionar”.

Para el PSOE manilveño “el deterioro de los servicios públicos es alarmante. Las privatizaciones se han multiplicado exponencialmente, y parece que es la única herramienta con la que parece contar el equipo
de gobierno. Las obras se eternizan en el mejor de los casos. Otras veces hay que repetirlas o corregirlas tal como acaban”.

Además, asegura que “los sobrecostes son señalados por nuestro grupo pleno tras pleno, sin que el alcalde haga nada por evitarlos, y actualmente estamos pagando el doble por determinados servicios y
materiales. Se pagan obras, de las que existen dudas razonables sobre su realización. Se gasta 1,8 millones de euros fuera del presupuesto. Se agota la bolsa de emergencia social cuando aún debería haber fondos para contratar trabajadores y trabajadoras los siguientes cuatro meses. La suciedad se ha apoderado de nuestras calles. Especialmente
de los accesos a nuestros núcleos urbanos”.

Por último, Jiménez manifestó asegurando que “todo este despropósito se paga con el dinero que sale del bolsillo de los ciudadanos en un auténtico atraco protagonizado por una clase política dirigente poco preparada, poco rigurosa, poco seria y poco efectiva”.