Patatas a lo pobre

|

Patatas


Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de unos 3 mm de grosor (similares a las panaderas), cortamos los pimientos en pedazos de tamaño mediano y picamos las cebollas en juliana fina.

En una sartén ponemos aceite abundante y echamos todos los ingredientes partiendo de aceite en frío.

Así conseguimos que todo se fría muy lentamente ó mejor dicho, que se vaya confitando. No os preocupéis por todo ese aceite que luego lo colaremos y lo podremos aprovechar para mil y una recetas, frituras y guisos.

Tras unos quince minutos a fuego lento comenzará a haber movimiento en la sartén y veremos las primeras burbujas, momento en el que podemos sazonar y subir el fuego para dorar ligeramente las patatas, una vez hayamos comprobado que éstas ya empiezan a estar blandas al haberse confitado.

Con otros cinco ó diez minutos más a fuego medio tendremos listas las patatas a lo pobre. Para dorarlas un poco más, retiramos el aceite de freír y dejamos que se tuesten un minuto en la sartén. Tened cuidado para que no se partan, en la medida de lo posible. Una vez hechas las patatas, las escurriremos bien en un colador para retirar todo el exceso de aceite.

Al servirlas, se suelen espolvorear con perejil picado y hay quien recomienda añadir unas gotas de vinagre de vino blanco. Acompáñalas a tu gusto.


Ingredientes (4 personas)

  • Patatas4
  • Cebolla1
  • Dientes de ajo3
  • Pimiento verde
  • Pimiento rojo 1/2
  • Perejil
  • Aceite de Oliva virgen
  • Sal y pimienta al gusto