Clamor popular por el cambio de ubicación del mercadillo de los miércoles

|

50294455 2188371068092957 2936494162754666496 o


Estepona.- La candidata socialista a la alcaldía de Estepona, Emma Molina, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación, acompañada por el Presidente de la Plataforma malagueña del Comercio Ambulante, Rafael González y un representante del sector, José Vargas, para solicitar un cambio en la ubicación del mercadillo de los miércoles.

Molina ha asegurado no entender los motivos por los que el alcalde (PP) “persiste en su decisión de no oír el clamor popular existente en esta petición. Un cambio de ubicación que se adoptó hace dos años y que ha provocado que el número de licencias haya pasado de 280 a 150 con la consiguiente pérdida de ingresos para las propias arcas municipales”.

Además añadió que “el mercadillo es un referente turístico y comercial para el municipio y no podemos entender los motivos por los que no se busca una ubicación alternativa que parta del consenso y el acuerdo entre el consistorio y los comerciantes afectados que no son debidamente atendidos”.

González lamentó que el PP “diga que apuesta por los autónomos, a nivel nacional, y a nivel local lo quiera estrangular. No existe seguridad alguna a los ciudadanos de Estepona en esta ubicación actual. El polvo en suspensión impide que se pueda ofrecer un servicio de calidad”.

Añadió que “hemos tenido ya varios problemas con el Ayuntamiento. Hemos denunciado su actitud a la Junta de Andalucía ya que el Parlamento andaluz aprobó una normativa para la concesión de las licencias y aquí no se está cumpliendo en cuanto a su vigencia”.

Por su parte, Vargas aseguró que “llevamos dos años en esta ubicación actual pese a que sabíamos desde un principio que el sitio no era viable. Tras este periodo nuestras peores previsiones se han cumplido ya que cada vez viene menos público y vendedores de manera que ni siquiera cubrimos gastos”.

“Queremos que se dignen a oírnos y a darle una solución a este problema. Llevamos pidiendo, por escrito, una reunión y el alcalde se niega ya que la única solución pasa por entregar nuestras licencias”, lamentó.

Añadió que “ofrecemos nuestra ayuda para buscar un sitio adecuado y podamos ofrecer nuestro servicio dignamente. Llevamos meses con el polvo de las obras colindantes y se han llegado a producir algunos percances. Nuestro género se deteriora y eso es un gasto añadido. No es un sitio propio, con la suciedad del suelo, para ofrecer productos alimenticios”.