​Dean Tyler Shelton apoyó la colonia felina de El Castillo que ahora sanciona

|

22499028 1856455474667936 115311922128406824 o


Manilva.- La red social del Ayuntamiento de Manilva publicaba ya en el año 2017 (fotografía) que “el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Manilva y su equipo de trabajo ha mantenido una reunión con la asociación Gatos y Amigos para buscar una solución al incremento descontrolado de esta especie de felinos en la localidad en general y en El Castillo en particular”.

La misma nota que se acompañaba con la imagen de la reunión con la presencia del edil, recogía que “para evitar ese aumento de gatos, desde la citada asociación se ha recomendado activar el protocolo CES, mediante la Captura, Esterilización y Suelta de gatos que al estar castrados no tendrán la necesidad de aparearse, ni producir sonidos molestos para la vecindad, además de evitar los marcados de orina”.

En esta reunión en la que se encontraba presente el edil Dean Tyler Shelton se dio visto bueno a este punto “otra de las propuestas de Gatos y Amigos es determinar puntos de alimentación municipales con pienso seco y agua para evitar que sean los propios vecinos quienes den de comer y beber a los animales sin control” y se puso en marcha incluso “el carnet de alimentadores oficiales” y que fueran estas personas las únicas que pudieran realizar esta tarea y por lo tanto, estar coordinados pensando en los propios animales y en el entorno.

Además el pasado mes de septiembre de 2018, RTV Manilva daba una extensa cobertura a la noticia de castración y esterilización de los gatos del Castillo y en su intervención el edil de Medio Ambiente Dean Tyler Shelton, agradece a la asociación de la que forma parte el vecino de Manilva advertido de sanción, por su gestión y muestra en público su conformidad al punto del Castillo de la Duquesa para la acogida de la colonia felina y su alimentación.

Shelton llega a decir en esta intervención que “no permitirá la salida de estos animales del municipio a un destino en el que pueden ser sacrificados”, algo que choca frontalmente con la prohibición de alimentar a estos felinos de forma particular cuando desde el Ayuntamiento y desde el área que dirige no se presta un servicio de alimento ni limpieza a estos animales.