Ana E. Venegas presenta su novela “Llina, un camino de Identidad”

|

Llinaportada


Estepona.- El Ayuntamiento de Estepona, a través del Área Sociocultural y Servicios, informa que de Ana E. Venegas presentará el próximo jueves, 14 de marzo, a las 20:00 horas, en el Centro Cultural Padre Manuel, la novela “Llina, un camino de Identidad”.

Según Ediciones Algorfa, la historia de Llina Pelosi es más que la búsqueda de identidad de una mujer que nació varón, es también un documental de la Europa mestiza de los cincuenta, sesenta y hasta de los setenta.

Ana Eugenia Venegas es una ubriqueña afincada en Marbella que ha vivido en los extremos más absolutos de nuestra España que se ha formado en Filología, Educación social y distintas disciplinas empresariales. Desde pequeña ha estado en contacto con artistas de la pintura y la fotografía, ha leído cuanto ha caído en sus manos, clásicos, contemporáneos, reconocidos, anónimos, lo que se descubre enseguida en sus publicaciones y ha escrito desde siempre, a tal punto, que no puede recordar cuándo fue la primera vez que creó una historia. Venegas ha recibido el Richelieu de Brillante por su obra poética, es finalista del Encina de Plata de novela corta, así como otros como el nacional de relato corto de Marbella Activa. Además, es una comprometida performance por los derechos de la mujer.

Ahora, con seis libros en su mochila, tres publicados, un ensayo, un libro de relatos, uno de poesía, otro de teatro, y una novela corta, presenta “Llina, un camino de Identidad”, una novela llena de pequeñas historias que acompañan la tremenda vida de Llina Pelosi, que viaja desde Amalfi a Milán y luego a París, Barcelona, Marbella, Casablanca y Nueva York, en una época apasionante de nacimiento de la moda italiana, los cabarets parisinos, las transformistas de Barcelona, la Jet Set marbellí y los descubrimientos de reasignación de sexo en la vecina Marruecos.


La obra nos acerca al pensamiento de un ser que sufre, que tiene experiencias, que es sometido, que no se resigna, que es muy humano y que tiene el germen del hedonismo en sus sentidos despiertos, sabe disfrutar. Una vida llena de vida para un ser que podría haberse suicidado a la primera de cambio como ocurre con muchas personas que sufren la disforia de género.