Incorporan instructores que formarán a los empleados en reanimación cardiopulmonar

|

3eaf7282bf52b65d256ce45d339797ad



Estepona.- El Ayuntamiento de Estepona informa que dos técnicos del Servicio Municipal de Prevención han obtenido el título de instructores de Soporte Vital Básico y Desfibrilación Externa Automática del Plan Nacional de Resucitación Cardiopulmonar de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC). La concejala adscrita al área de Personal, Estefanía Liñán, ha explicado que, por primera vez, el Consistorio cuenta en su plantilla con empleados que están habilitados para impartir formación teórica-práctica a los trabajadores municipales que estén interesados en aprender a utilizar un desfibrilador, a identificar una parada cardio-respiratoria y a practicar una reanimación cardiopulmonar.

La edil ha señalado que, con la titulación de los dos técnicos del Servicio Municipal de Prevención, el Consistorio ha dado “un paso más” en su apuesta por convertir todas las dependencias municipales en espacios ‘cardioasegurados’. A ese respecto, ha indicado que los nuevos instructores irán realizando acciones formativas en los próximos meses para que la plantilla disponga de los conocimientos necesarios para realizar una reanimación con ayuda de un desfibrilador.

Por otro lado, Liñán ha apuntado que al contar con dos instructores en el organigrama municipal, el Ayuntamiento no tendrá que contratar empresas externas para formar a los empleados públicos.

Asimismo, ha subrayado que, a partir de ahora, los trabajadores municipales que reciban la formación por parte de los dos instructores del Servicio Municipal de Prevención recibirán un diploma oficial que certificará la ejecución del Curso de Soporte Vital Básico y Desfibrilador Automático.

Por otra parte, la responsable del área de Personal ha recordado que el Ayuntamiento de Estepona comenzó en 2014 a instalar desfibriladores en espacios como el polideportivo ‘El Carmen’, el edificio Puertosol o el Centro Cultural Padre Manuel. En 2017 se amplió el número de espacios ‘cardioasegurados’ con la instalación de desfibriladores en todos los equipamientos deportivos de la ciudad y en los coches de la Policía Local que se encuentran realizando servicios de patrulla, ya que éstos son los primeros en personarse en las zonas donde se recibe un aviso de parada cardíaca.