“Trabajamos con el Ayuntamiento como socios, en la promoción de actividades culturales”

|

Ahmed2



Octubre 2019, entrevista a Ahmed Ksiri, presidente del Ateneo de Manilva.

Safi (Marruecos 1969), de padre marroquí y madre Bereber, casado y padre de dos hijos, llegó a España en el año 2002 para afincarse en Manilva donde reside desde hace ya 16 años. Relacionado con la actividad cultural desde muy pequeño se integró en la vida cultural del municipio y en la región, se define como un “atenista” convencido y destaca la gran labor de su amigo y maestro Juan Emilio Ríos de quien asegura haberse empapado de conocimientos que ahora quiere desarollar en el Ateneo de Manilva.

Autor de un libro “Abdul, el moro asturiano”, trabaja ya en la que será su segunda publicación “El regreso de la golondrina”, a la vez que mueve los hilos para que la Cultura local se entremezcle con la de su país, Marruecos.

No es muy habitual encontrarse en el ámbito cultural andaluz y en especial de Manilva con un marroquí y que además éste sea el presidente del Ateneo local y este es el caso de Ahmed Ksiri, que ha sido elegido presidente de esta entidad cultural del municipio en 2019.

Sin duda usted no es un recién llegado al ámbito de la cultura local, ni al Ateneo...

Claro que no, yo siempre he sido un “atenista”, primero en Málaga a donde llegué desde mi país y luego aquí en Manilva.

Qué le ha impulsado a participar de este modo en el espacio cultural.

Desde muy pequeño he sentido esta atracción, gracias a la influencia de mis abuelos ya que me crié en un entorno cultural, pero fue cuando llegué a España cuando me sentí más libre en el ámbito cultural y desarrollar trabajo y activiades, aquí hay más oportunidades que en mi tierra.

Desde su llegada el Ateneo de Manilva ha retomado la actividad. ¿Es que usted ha marcado otro ritmo?

Es posible que se note otro ritmo en las actividades, pero no es mérito sólo mio, es el resultado del trabajo de muchas personas que dedicamos tiempo e incluso dinero a la cultura local.

No ha respondido a la pregunta y es que algo más se está haciendo cuando la entidad se hace notar.

Es posible que el ritmo sea otro y que coincida con mi turno de presidencia, pero insisto en el trabajo de todas y cada una de las personas que forman parte de este importante colectivo, pero quiero hacer una mención especial para mis dos maestros Juan Emilio Ríos, y Carmen, de ellos y de su labor en el Ateneo de Algeciras y su altruismo he tomado buena nota para intentar gestionar este colectivo.

Recientemente han puesto en escena una importante actividad, el “I Encuentro de moras y cristianas”.

Si, la verdad es que ha sido un éxito de participación, hasta el punto de que lo estamos llevando por otros municipios como han sido Casares, Fuengirola, Torremolinos y está pendiente Tetuán.

¿Es un mensaje claro a la participación de la mujer y en especial de su país?

Desde el Ateneo de Manilva pretendemos a través de la Cultura, la integración de la mujer en todos los campos y esta es una buena manera de hacerlo, sin ellas la vida en si misma no es nada, son el verdadero motor de cualquier actividad y en espcial de la Cultura.

Hablemos del apoyo municipal.

En la parte que nos toca trabajamos con el Ayuntamiento de Manilva como socios para promover no sólo temas culturales sino, la integración de un importante colectivo y tengo que destacar que su apoyo es constante, firme y sin condiciones.

Háblenos de proyectos...

Necesitamos un local y en ello trabajamos, queremos que nuestra sede sea un taller de participación que facilite a través de la actividad cultural la integración de diferentes culturas, para conseguir este objetivo trabajamos codo con codo con diferentes organismos entre los que destaca el Consistorio.

Usted ha sido el gestor de diferentes actos del Consulado de Marruecos de Algeciras en Manilva...

Es un tema realmente puntual, me siento manilveño y como tal colaboro en todo aquello que pueda favorecer la relación entre culturas y en especial con Marruecos, la Fundación Tres Culturas, las Cámaras de Comercio, Oficinas de Tursimo... todo es bueno y por supuesto mejorable, en eso estamos.