El Brexit mueve a los británicos residentes a empadronarse

|

Unnamed



Manilva.- La salida formal de Reino Unido de la Unión Europea desde la medianoche del 31 de enero no implica ningún cambio importante para los ciudadanos residentes, al menos por el momento y se abre así un periodo de transición de un año que permitirá a los residentes británicos regularizar su situación hasta el próximo mes de diciembre. 

Así es que si todavía no disponen del certificado de residencia, están a tiempo de inscribirse como residentes extranjeros y tramitar la solicitud de empadronamiento en el municipio en el que reside habitualmente y es que son muchos los que a lo largo de los últimos meses han optado por empadronarse ante tanta incertidumbre y también por la insistrencia de los ayuntamientos con campañas específicas para ello y es que los censos municipales, no reflejan la realidad de residentes extranjeros en los municipios.

Desde muchos ayuntamientos de la Costa del Sol han puesto en marcha campañas, para convencerles de los beneficios de estar empadronado y sobre todo lo que ello representa para las arcas municipales, puesto que a mayor número de población más ingresos y más servicios e infraestructuras.

Para que nos hagamos una idea, estos son los números: 

1.000 nuevos vecinos = un bombero más. 

2.400 nuevos vecinos =  un nuevo camión de basura. 

2.500 nuevos vecinos = más policías locales.

3.800 nuevos vecinos = ocho nuevos operarios de limpieza y contenedores de basura.