Denuncian que la Policía Local de Estepona patrulla con armas de fuego viejas y recicladas

|

Poli1(7)



Estepona.- El sindicato CSIF ha registrado ante el Ayuntamiento de Estepona una solicitud en la que denuncia el hecho de que "agentes de la policía local estén en la calle haciendo controles y atendiendo labores de seguridad ciudadana sin que el arma que portan haya sido verificada ni probada para comprobar si son funcionales y si no están dañadas".

Según este sindicato, el pasado mes de Julio se incorporaron a la plantilla de la policía local los 3 únicos agentes, que en más de 10 años se han incorporado con plaza en propiedad en Estepona, lo que ajuicio del CSIF es futo de "la política cicatera que es la causa principal del exiguo numero de agentes actual y la que provoca las carencias y problemas de seguridad que se vienen denunciando día tras día".

CSIF denuncia que a los nuevos agentese les facilitó la indumentaria básica para ejercer sus labores y se les proporcionó una pistola de la marca HK, como dotación elemental y reglamentaria, siendo este arma de fuego el elemento de seguridad más importante y disuasorio con el que cuentan los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad para protegerse y proteger a los ciudadanos ante cualquier amenaza a su integridad o a su patrimonio.

Denuncia CSIF que estas pistolas que provienen de agentes jubilados o que ya no están en la plantilla policial, han sido reasignadas sin previamente someterlas a una inspección minuciosa y a una calibración y comprobación exhaustiva que garantice su correcto funcionamiento y descartar así posibles fallos mecánicos del arma, del cargador o en la munición.

También denuncia el sindicato el hecho de que los agentes no hayan podido realizar ninguna práctica de tiro con estas armas lo que les impide conocer el estado de las mismas y adquirir una mínima destreza y conocimientos de ese elemento tan vital e importante que puede suponer la diferencia entre salir airoso o lamentar una desgracia.

Prosigue su escrito de denuncia CSIF, alertando de los peligros a los que el Ayuntamiento de Estepona, con su alcalde el Señor García Urbano a la cabeza como Jefe de la Policía, está exponiendo a estos agentes ya que se les obliga a portar un arma de fuego que no saben si se encasquilla o si dispara. Califican esta situación como temeraria e irresponsable y exigen una inmediata respuesta en previsión de no tener que lamentar incidencias con resultados lesivos o perjudiciales.

Critican los representantes sindicales la nula inversión en seguridad y la poca importancia que desde el Ayuntamiento de Estepona se otorga a la seguridad en la localidad, lo que contrasta con la generosidad y la considerable inversión en medios y en dinero que se dedica a la propaganda política y al autobombo en los medios de comunicación privados y públicos.

Desde CSIF se sugiere a los responsables políticos que "en vez de mantener asesores de prensa y pagar publicidad en medios de comunicación inviertan en seguridad y contraten más agentes de policía y si no quieren gastar dinero en armas nuevas por lo menos que se aseguren de que las antiguas funcionan adecuadamente".