Los perros y los gatos no se contagian ni pueden transmitir el Coronavirus

|

Sanidad tranquiliza las mascotas ni padecen ni transmiten el virus


No hay evidencia de que el coronavirus causante del COVID-19 pueda infectar a los animales y tampoco que puedan contagiar. Los expertos desaconsejan que se coloquen mascarillas a los perros.Si tiene una mascota, posiblemente entre sus inquietudes por la expansión de la pandemia de coronavirus figurará la duda de si puede contagiarse o transmitir la enfermedad. La respuesta es clara: no.

El Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB) está recibiendo numerosas consultas de propietarios de animales preocupados por ellos. Según estos expertos, y en la misma línea expresada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) , "con los datos científicos de que se dispone actualmente, no hay ninguna evidencia de que los animales domésticos puedan desarrollar la enfermedad, ni siquiera que puedan infectarse con el virus". "Los perros y los gatos pueden sufrir enfermedades producidas por otros tipos de coronavirus, y estos no afectan al ser humano", ha puntualizado el COVB.

Los especialistas en sanidad animal han explicado que el coronavirus felino y el que afecta a los perros son genéticamente diferentes al coronavirus (SARS-CoV-2) causante de la COVID-19, porque los primeros pertenecen al grupo de los alfa-coronavirus, mientras que este último es un beta-coronavirus, "por lo que se trata de virus completamente diferentes a nivel genético".

"Tampoco hay evidencia de que el coronavirus causante del COVID-19 pueda infectar a los animales de compañía y tampoco que estos la puedan transmitir a personas ni a otros animales", afirman los veterinarios.

"En todo caso -puntualizan-, los animales pueden funcionar como portadores pasivos de partículas virales (en su piel, en la nariz, etc.), es decir, se podría dar el caso de que una mascota esté expuesta al virus de una persona que sufra COVID-19 y esté excretando el virus".

Pese a todo, los veterinarios recomiendan lavarse las manos con agua y jabón después de tocar animales y evitar el contacto con animales enfermos.

Las personas infectadas pueden seguir manteniendo a sus animales de compañía en casa siempre con unas medidas precaución que pasan por "mantener distancia con el animal y utilizar mascarilla", aunque está "totalmente contraindicado poner una mascarilla al animal".

En caso de que el animal tenga que ir al veterinario, debe ir acompañado de otra persona y hay que avisar previamente al veterinario para que tome las medidas correspondientes.

"Si debido a los efectos de la enfermedad la persona afectada por la COVID-19 no se puede ocupar directamente de su mascota, la persona o personas que se hagan cargo deben procurar no utilizar los mismos utensilios que hayan podido estar en contacto con la persona infectada, como platos de comida y bebida del perro, correas y collares y, en general, evitar usar materiales que hayan estado en contacto directo con el enfermo", precisa el COVB.

Los veterinarios han rogado que los clientes que presenten síntomas respiratorios o fiebre y que tengan animales que necesiten ser atendidos urgentemente se abstengan de llevar ellos mismos el animal al centro veterinario y recomiendan que contacten telefónicamente con la consulta para encontrar el momento más adecuado para hacer la visita con la máxima seguridad.